Blog semanal

Blog semanal

viernes, 31 de enero de 2014

La chapuza del Casino

"Queremos respuestas, porque a priori parece un gran fiasco, una pésima gestión de un proyecto vital para el municipio como es la rehabilitación de Platja de Palma", era lo que decía hace dos semanas en esta ENTRADA sobre el Casino.

Quién iba a imaginar que ayer mismo conociéramos que al ganador del concurso no le darán la licencia de instalación porque en el centro de Palma no se puede instalar un casino. Vaya chapuza, no se me ocurre otra palabra.

El proceso es más digno de una crónica de sucesos: guerra abierta, arbitrariedad, recursos, irregularidades, incumplimiento, graves fallos, polémica, indemnizaciones..., son las palabras asociadas a este proceso en los medios de comunicación.



Y es que este caso se podrá estudiar en las facultades de derecho como el caso paradigmático de inseguridad jurídica en un concurso administrativo donde todo lo que se podía hacer mal se hizo mal. Porque las preguntas son muchas y sin respuesta:

- ¿Por qué no se incluyó en las bases del concurso las zonas donde no estaba permitido instalar el casino?
- ¿Por qué no se analizó o se detectó por la comisión evaluadora del concurso un defecto de tal magnitud en la oferta ganadora?
- ¿Por qué el Ajuntament de Palma no advirtió durante el proceso que en el centro de Palma la legislación urbanística no permite instalar un casino?

Ayer en la comparecencia en el Pleno del equipo de gobierno de Isern para dar explicaciones a petición de Psoe Palma no fueron capaces de contestar a ninguna de estas preguntas. Y es que al final acabamos con recursos y seguramente petición de indemnización de todas las partes, de las dos empresas perdedoras e incluso de la ganadora, que ya es para nota. ¿Quién asumirá responsabilidades por este ejemplo de mala gestión?



¿Qué pasa ahora con la reforma de la Platja de Palma?

Isern renunció a la inversión pública y fió el proyecto a la inversión privada, y entre esas inversiones la estrella era el Casino y los tres hoteles adjuntos. Lo sorprendente es que la pieza clave del proyecto fuera el casino, que se otorga por un concurso público y siempre para que se pueda instalar en toda Mallorca y no solo en la Platja de Palma, como al final se ha confirmado ganando una empresa que pretendía instalarlo en el centro de la Ciudad.

Visto en perspectiva parece que Isern ha construido castillos en el aire y que ha cometido errores estratégicos de bulto que pagaremos todos. Isern con su mayoría absoluta pensó que podía hacerlo todo solo sin contar con nadie y ha ignorado durante estos casi tres años todas las ofertas de diálogo y consenso que hemos hecho, y todo para acabar fracasando.

Hay que sentarse sin demora a consensuar el futuro del proyecto o no tendrá futuro, nosotros hemos tendido la mano y ahora le toca a él hacer lo mismo.




1 comentario:

  1. Cual es el problema? Se recalifica/reescribe la ordenanza de turno y listo. Lo han hecho con pisitos en dalt murada pq aqui no?

    ResponderEliminar